Caracas.- 22/05/2019.Todo un gran desafío para la cultura venezolana comenzó el 22 de mayo de 1984, cuando el Ejecutivo Nacional publicó en la Gaceta Oficial No.32982, el Decreto No. 133 para crear la Compañía Nacional de Teatro; en sus artículos 1 y 4 se consignaron que la nueva institución, una asociación civil del Estado, tiene como objetivo apoyar la labor de los profesionales que han contribuido al desarrollo del teatro venezolano, así como propiciar la promoción y capacitación de los nuevos valores, y que su repertorio debería incluir las mejores obras del teatro venezolano e internacional para el disfrute del público de todo el pais; un decreto siguiente, el 134, designó a Isaac Chocrón Serfaty como Director General de la Compañía Nacional de Teatro.

La Compañía Nacional de Teatro a lo largo de 1984 comenzó a estructurar sus planes y asegurar la infraestructura económica y laboral de la institución; formó un grupo de colaboradores, aseguró como sede permanente el Teatro Nacional (en la esquina de Cipreses), consiguió los indispensables locales para las oficinas y salas de ensayo, gracias a los directivos del Complejo Cultural Teatro Teresa Carreño y aseguró los servicios escenográficos y de vestuario, así como un taller para las realizaciones escenográficas. La respuesta a todo ese trabajo colectivo se hizo evidente en la noche del 27 de febrero de 1985, cuando a solo nueve meses de creada oficialmente, la Compañía Nacional de Teatro realizó su primer estreno con la pieza Asia y el Lejano Oriente, de Isaac Chocrón Serfaty, y bajo la direccion de Román Chalbaud. En 49 funciones unos 14 mil espectadores respaldaron el trabajo que se iniciaba.

Así arrancó una tarea que no ha cesado y la cual ha permitido la participación de un centenar de actores y técnicos, además del estreno o debut de dramaturgos nacionales y extranjeros, además el desempeño de un personal administrativo y las gerencias responsables de profesionales como Alfredo Caldera, Eduardo Gil, Nestor Caballero, Héctor Manrique, Ugo Ulive, Pantelis Palamides, y llegamos hasta Carlos Arroyo, un conocido artista Portugueseño que tiene su agrupación en Guanare, desde hace un treintena de años y está ahora en la conducción de la Compañía Nacional de Teatro.Arroyo respondió así a nuestras preguntas.

¿Cuál es su balance profesional sobre su trabajo y el de la CNT durante estos dos años y lo que esto significa para la institución, ahora que cumplirá 35 años de labores?

Al arribar a sus primeros 35 años, la Compañía Nacional de Teatro debe iniciar toda una campaña nacional para poder hacer así una serie de ajustes de carácter en lo político, gerencial y lo artístico. La Compañía Nacional de Teatro deberá definir y adelantar sus planes actuales y los venideros, transformarse en un Centro Nacional de Teatro, pero en su primera instancia deberá analizar el gran legado social de nuestro país, la revitalización de un tejido de organización teatral y, muy en especial, hacer énfasis en la teatralidad venezolana. Entiéndase como un continuo fortalecimiento de los modos y maneras de hacer teatro en nuestro país.

Con respecto a la teatralidad venezolana, insistió que el público actual está ávido de un teatro que permita abordar diversos temas, realidades y necesidades de nuestro pais, desde la actual contemporaneidad, entiéndase siglo 21 y nuestro proceso político revolucionario, hasta los distintos tópicos que abordan la conformación de lo identitario. Además, hay que revisar los pensum y programas académicos con el fin de integrar o reforzar la dramaturgia nacional, y una constante revisión sobre el teatro nacional. fortalecer círculos de lecturas dramatizadas de las autores emergentes, insistir en una revisión profunda de la historia venezolanas a través de la investigación de sus artes escénicas, así como también el regreso del Festival Nacional de Teatro.

Destaco que la Compañía Nacional de Teatro proseguirá con su Premio Apacuana para una dramaturgia cuya temática promueva el análisis y la discusión de la actualidad venezolana medianteel reconocimiento de nuevos planteamientos discursivos y estéticos de la dramaturgia nacional, este premio forma parte de las políticas de fortalecimiento de la dramaturgia nacional para el enaltecimiento de la capacidad creativa y de producción artística criolla. Así como el de investigación Concurso de Ensayo que aborda la memoria y el presente de nuestro hacer teatral. Poner en funcionamiento un sistema de núcleos de la Compañía Nacional de Teatro en todo el territorio nacional para acompañar a los muchos mujeres y hombres del teatro que se hace en todo el país. Impulsar una Ley para el Teatro Nacional que de rango jurídico y vinculante a las decisiones y necesidades de desarrollo que tiene nuestro teatro venezolano. Velar en conjunto con los distintos organismos de estado una coherencia en las políticas teatrales. En el apoyo al recurso humano, de infraestructura y técnico aún en adversas circunstancias.

Por primera vez, la CNT, al arribar sus 35 años, tiene su sede artística, el teatro Alberto de Paz y Mateos. ¿Cómo ha sido esa gerencia y cuáles son los alcances de la misma, especialmente por la consecución de una nueva audiencia?

El teatro Alberto de Paz y Mateo fue el escenario del lanzamiento durante mediados del siglo pasado de la dramaturgia de Chocrón, Román Chalbaud, José Ignacio Cabrujas, Rodolfo Santana y Elio Palencia entre otros. De colectivos artísticos como El nuevo Grupo y el Theja y de infinidad de sucesos de mucha importancia para el teatro Nacional. Es ciertamente una infraestructura que gravita en el imaginario del teatrero venezolano. Hay que observar que la dinámica de la ciudad la construcción de sus rutas de transporte, el fácil acceso a las mismas no favorecieron del todo a este espacio teatral por lo cual hay que aceitar nuestro sistemas de promoción para captar más y más espectadores. No es una tarea fácil pero nos corresponde.

¿Cuáles son los espectáculos que llevará la CNT a escena, después del montaje Popol Vuh?

 El Popol Vuh, dirigido por José Luis León y con la participación esmerada del elenco estable de la CNT., contando con la Filarmónica Nacional bajo la batuta de Daniel Gil la coreografía de Carmen Ortiz, Muñequeria de Noelia Rojas, video mapping de Daniel Carrillo y Vestuario, máscaras y utileria de León Padilla. Destacando la participacion del maestro y compositor Federico Ruiz, quien compuso una especial partitura para ese texto, cuyo original es atribuido a los aborígenes centroamericanos, el pueblo maya. Para este año vamos a reponer Oscuro, de noche, de Pablo García Gámez. Estamos ensayando Fin de mundo de Rubén Joya, y alistanos los ensayos y la producción de Un dorado llamado pais, centrado en la explotación petrolera, escrito y dirigido por Franklin Tovar. El núcleo Portuguesa estreno Los inmigrantes basado en el cuento de Romulo gallegos versionado y dirigido por Anibal Grunn.Repondra. El extraño del frente escrito y dirigido por Manuel Manzanilla y su proximo estreno Todo Clandestino basado en el cuento de Luis Brito Gacia sobre la masacre de Cantaura.

 ¿Cuál es la programación formal para celebrar los 35 años de la CNT?

 Seguimos ajustando los proyectos que hemos anunciado para ejecutar desde nuestra sede. Realizaremos una temporada de Oscuro de noche, en la sala Anna Julia Rojas de Unearte. Y para este domingo las 11 de la mañana, cuando se presentará, por ahora, la última función del Popol Vuh en el teatro Municipal de Caracas, haremos unos reconocimientos a personalidades vinculados a fortalecer la cultura de nuestros pueblos originarios.