Creada el 22 de mayo de  1984  bajo decreto Presidencial Nº 133, con el perfil de una agrupación destinada a la producción teatral, la Compañía Nacional de Teatro es en la actualidad una institución renovada, comprometida con los procesos de cambio que vive nuestra sociedad y que participa activamente en las manifestaciones de la actividad teatral que se desarrollan en las distintas latitudes del país.


    La investigación, la capacitación, la documentación, la conservación, el trabajo con las comunidades y el rescate de la memoria del teatro, se suman ahora a su acostumbrada variedad de repertorio, caracterizada desde sus inicios por la oferta de una programación diseñada en función de la diversidad y la inclusión, además de la elevada calificación de los especialistas que han sido responsables de su ejecución.